Sincronización en tiempos de coronavirus

Sincronización en tiempos de coronavirus

La sincronización en tiempos de coronavirus es una buena idea. No sólo porque te despejará un poco la mente de toda esta situación, sino porque hará que te centres en componer y producir música.

Hace varios días publicamos un nuevo vídeo en el canal de YouTube de Mi La Do Music Agency y ahora te traemos por escrito otros consejos y tips. Es una situación muy difícil la que estamos viviendo ahora mismo. Pero en algún momento pasará y debes estar preparado con materiales musicales nuevos.

¿Qué es la sincronización?

Si te preguntas qué es la sincronización es sincronizar música con material visual. Algunos ejemplos prácticos son anuncios de televisión, series de televisión o películas. Fácil ¿no? ahora ya no tienes excusa para no intentar hacer una sincronización en tiempos de coronavirus.

Quizás estás pensando en poner música a un documental. Atento. Eso también es una sincronización. La diferencia es que esa música está hecha por encargo y bajo otras condiciones, pero sigue siendo una sincronización.

¿Por qué es importante la sincronización?

La mayoría de los músicos desconocen que la sincronización es una de las mejores oportunidades económicas y de negocio que te pueden surgir. Puede que pienses que es complicado pero lo importante es probar e ir cogiendo experiencia en este campo. Cuanto más conozcas a los clientes que solicitan las sincronizaciones más información tendrás para poder llevar a cabo alguna. ¿Has pensado ser productor musical además de músico tradicional?

¿Qué más necesito saber sobre la sincronización?

Si te preguntas qué más necesitas saber sobre la sincronización en tiempos de coronavirus te lo contamos a continuación en unos breves tips.

No te precipites en firmar contratos musicales o documentos que no entiendes. En la sincronización intervienen distintas partes, como por ejemplo la editorial musical y el sello discográfico. Siempre hay que pedir permiso al autor, pero las negociaciones no las hace el autor directamente con la empresa solicitante de la sincronización.

Si tienes dudas puedes contactar con tu agencia de música. Estaremos encantados de ayudarte con esa parte jurídica que a veces se complica.