Música para bodas religiosas

Música para bodas religiosas

En lo relativo a música para bodas se hace fundamental realizar un apartado especial a la música para bodas religiosas. ¿Por qué? porque la boda civil y la boda religiosa tienen momentos muy diferentes en cuanto a música para bodas se refiere. Por lo general, no se tienen tanto en cuenta las edades de los invitados, sino más bien que se integre de manera natural con el rito religioso.

Música para bodas religiosas: ¿Qué tipo de música escoger?

La música para para bodas religiosas debe ajustarse a los momentos específicos del rito religioso. En España lo más extendido y solicitado son las ceremonias de matrimonio cristiano católico y para este tipo de bodas hay que conocer muy bien en qué momentos debe haber música, en qué momentos no habrá música y en qué momentos es opcional y depende de lo que opine el párroco de la Iglesia.

Contar con la ayuda de una agencia de música en donde los músicos sepan exactamente qué tienen que tocar y cuándo tocar da bastante tranquilidad. Además, para los cristianos el matrimonio es un Sacramento, no un simple acto y muchas veces hay que llegar a acuerdos entre el párroco y los novios para que suene la música para bodas religiosa adecuada sin renunciar a escuchar la música para bodas que realmente les gusta a los novios.

Nuestra agencia de música te da algunos ejemplos de música para bodas religiosa.

 

Música para bodas religiosas: Momentos en los que debe haber música

En la música para bodas religiosas existen una serie de formalidades tanto en la ceremonia como en la música para bodas elegida que hay que tener en cuenta. La primera persona que debe llegar a la Iglesia es el novio. Para este momento la música para bodas religiosas más tradicional es la Marcha del príncipe de Dinamarca del compositor Jeremiah Clarke. Después irán llegando los invitados a la Iglesia por lo que debe sonar una música para bodas tranquila pero alegre, que en muchos casos suele ser el Canon de Pachelbel porque puede hacerse con varios instrumentos o incluso sólo con dos o un piano. Además puede alargarse todo lo necesario en caso de que la novia tarde en llegar a la Iglesia. Cuando entre la novia acompañada de los pajes se suele elegir una música para bodas con la cual la novia se sienta identificada, pero a la vez sin perder la esencia solemne.

Muchas novias optan por el Duo des fleurs de la ópera Lakmé de Delibes. Otro momento importante es cuando los novios realizan sus votos, aquí muchos párrocos prefieren que no haya música para que se escuche a la perfección lo que se dicen los novios ya que es un momento muy emotivo. En caso de que sí se pueda tocar música se debe elegir algo muy suave como por ejemplo el Ave María de Bach/Gouno. La música para bodas religiosas que debe sonar a continuación del sí quiero debe de ser alegre y en este momento muchos párrocos dejan que se toque alguna banda sonora en vez de música clásica, como por ejemplo Moon River de Desayuno con Diamantes.

 

El Ofertorio es otro momento imprescindible donde debe haber música para bodas y las canciones para bodas elegidas deben ser largas para que dé tiempo a todo el mundo a comulgar como por ejemplo del autor Händel su famoso Lascia ch’io pianga. Cuando llega la paz también se debe elegir una música para bodas alegre y más o menos corta como por ejemplo de Mozart la pieza Dona nobis. Por último, la música para bodas religiosas que se realiza para terminar el rito religioso puede ser alegre y algo relacionado con bandas sonoras o música bonita que no sea clásica. Aquí se unen varios momentos, el de la firma de los novios, la salida de los novios y los besos y abrazos de los invitados por lo que las canciones de bodas elegidas pueden ser más libres.

 

Déjate asesorar por una agencia de música para que el día más importante de tu vida no sea también el más estresante. En Mi La Do Music te asesoramos sobre la mejor música para bodas religiosas estudiando cada caso concreto y tus gustos.