El contrato 360º ¿qué es y para qué sirve?

El contrato 360º ¿qué es y para qué sirve?

El contrato 360º es un contrato bastante típico dentro de la Industria Musical y viene a resolver el problema que tienen muchos músicos que tienen talento pero no tienen dinero para poder invertir en su grupo musical o en su carrera artística en solitario.

Cuando un artista, o una banda de música, quiere grabar un disco y presentarlo en su país y quizás en el extranjero se hace necesario hacer una gran inversión de dinero empezando por la grabación y producción de la música, así como de la producción de los materiales audiovisuales y fotográficos que se necesitan para promocionar ese disco. Además, también se necesita dinero para la promoción en sí, es decir, para realizar campañas de marketing que incluyan la parte online y offline. Éstas son completamente necesarias para dar a conocer el producto musical y en algunos casos también al artista o banda musical.

El contrato 360º es un documento jurídico que recoge los acuerdos y los parámetros por los que se va a regir ese préstamo de dinero y lo que sucede si el artista o la banda de música no cumple con los objetivos marcados. No sólo se necesita recuperar la inversión de dinero, sino que el contrato 360º marca también el beneficio económico que el producto musical del artista debe reportar a los inversores.

¿El negociable el contrato 360º?

El contrato 360º normalmente no es negociable al no ser que el artista en concreto o la banda de música tenga una posición en el mercado fuerte. Cuanto más riesgo corra el inversor al poner su dinero más cláusulas inamovibles e incluso abusivas puede haber. Sin embargo, si el artista o banda de música tiene una larga trayectoria de éxito es más fácil negociar porque el riesgo que corre el inversor es mucho más bajo que en el primer supuesto. Es decir, sabe que va a recuperar todo lo invertido y ganar mucho.

¿Qué partes intervienen?

El contrato 360º es aquel que se firma entre el artista o banda de música y la editorial musical, o agencia de management que tenga una editorial musical o discográfica. Algunos ejemplos de empresas que realizan este tipo de contratos son: Universal Music, Sony Atv, Warner Chappell.

¿Qué problemática presenta?

El contrato 360º no se debe de firmar alegremente sin consultar con un abogado musical y con expertos en la materia. Este contrato tiene la particularidad de blindar a los músicos de tal manera que no puedan hacer actuaciones donde ellos quieran y cuando quieran. Muchas veces se blindan hasta las canciones que se pueden tocar o no, si el músico decide irse en un futuro a otra discográfica. También puede que tengan ellos los derechos de la marca comercial del artista o banda de música, pudiendo impedir cualquier movimiento comercial como por ejemplo, grabar discos realizar actuaciones bajo ese nombre. Así mismo, puede afectar a  colaboraciones con otros artistas y al uso de las redes sociales y cómo se debe de tratar la imagen (marca) del artista o grupo de música.