Contratos musicales: El contrato interno de banda o contrato de grupo musical

Contratos musicales: El contrato interno de banda o contrato de grupo musical

Los contratos musicales se pueden dividir en varios tipos como vimos en la entrada del blog. En esta entrada explicaremos cómo es el contrato interno de banda o contrato interno de grupo musical y por qué debes dejar las cosas claras en tu grupo musical.

 

Contratos musicales. ¿Qué forma tienen?

Los contratos musicales tienen una forma específica, aunque no única. Como cualquier contrato debe tener definido el título, la fecha, el lugar de celebración, las partes intervinientes (con todos los datos identificativos), el objeto del propio contrato y también los pactos (o cláusulas).

Los contratos musicales pueden tener el número de páginas que se quiera, no hay establecido un mínimo ni un máximo, pero debe de tener las suficientes cláusulas para que quede todo claro entre los miembros de la banda musical.

 

El contrato interno de banda o de grupo musical, ¿cuándo hacerlo?

El contrato interno de banda o de grupo musical conviene hacerlo cuando se inicia el grupo musical, porque es cuando pueden surgir los problemas precisamente por no tener las cosas claras. Definir lo que se quiere, los objetivos musicales del grupo y sobre todo las cuestiones que afectan a la economía de los miembros de la banda musical es básico para evitar malentendidos.

Cuestiones como ¿dónde vamos a ensayar?, ¿cuántas veces a la semana?, ¿cuánto cuesta la sala de ensayo?, ¿pagamos a partes iguales?, ¿qué sucede si un miembro de la banda utiliza ese local de ensayo para dar clases particulares, debería pagar más?,¿utilizamos el dinero de los conciertos para pagar el local de ensayo?, ¿qué pasa si un miembro de la banda musical se va del grupo a mitad del mes, tendría que pagar él todo el mes o lo pagamos el resto?

Estas preguntas son sólo el inicio y sin haberse puesto a ensayar realmente, pero generan problemas entre los integrantes de un grupo musical. No sería la primera vez que precisamente por las trifulcas de los locales de ensayo el grupo se disuelve. Pero supongamos que éste no es el caso y que el grupo musical continúa.

Tener un contrato interno de banda os ayudará a dar los siguientes pasos en vuestra carrera artística. Si ya habéis compuesto canciones pero no habéis realizado el registro de canciones en propiedad intelectual, no está demás incluir alguna cláusula que hable sobre éstas canciones y cómo se repartirán los derechos de autor. Imagina que se hacen famosas pero cada miembro de la banda compuso una parte musical. Si no queda bien definido esto en un contrato de grupo musical los problemas internos sólo harán que crecer e impedirán que avancéis en vuestro camino artístico.

 

La labor del abogado musical en el contrato de un grupo musical

El contrato de grupo musical es necesario si quieres mantener la amistad con los miembros de tu banda y a su vez avanzar en la carrera musical. Es un documento interno, privado que podéis hacer entre vosotros mismos. Sin embargo, los contratos musicales se rigen por la legislación española y no te sirve cualquier información que encuentres por Internet. Puede estar desactualizada o puede ser de otro país. El abogado musical te puede asesorar para que no firmes un documento del que no estás seguro, o cuando llegue el momento de solicitar un servicio de management y tengas que firmar un contrato de representación artística.

Modelos de contratos de artistas hay muchos en Internet pero siempre es mejor que te asesore un profesional para tu caso concreto, sobre todo si estás a las puestas de firmar un contrato discográfico o iniciar una gira. Conoce tus derechos musicales preguntando a un abogado musical.