Contratos musicales: El contrato de actuación musical

Contratos musicales: El contrato de actuación musical

Los contratos musicales son diversos y abarcan innumerables cuestiones relacionadas con la industria musical o el negocio musical. Anteriormente, habíamos hablado sobre el contrato interno de banda o también llamado contrato de grupo musical. En esta entrada te explicaremos otro tipo de contrato musical: el contrato de actuación musical.

Contrato de actuación musical

El contrato de actuación musical tiene la misma forma que el resto de contratos musicales, es decir: el título, la fecha, el lugar de celebración, las partes intervinientes (con todos los datos identificativos), el objeto del propio contrato y también los pactos (o cláusulas), pero aquí podemos tener dos tipos de contratos de actuación musical, uno que muestre la ajeneidad y otro que sea con relación mercantil.

 

Contratos musicales: Tipos de contratos de actuación musical

En estos contratos musicales es importante saber si la relación que tenemos con la persona que nos contrata (sala de concierto o promotor musical) es una relación laboral o es una relación mercantil.

Eres artista por cuenta ajena cuando tienes un contrato de actuación musical que es a su vez contrato laboral. Es decir, este tipo de contrato de actuación musical se diferencia del resto porque desarrollas tu actividad con ajeneidad y dependencia de un empresario organizador. Este tipo de contratos se rigen por la normativa laboral española, exactamente por el Real Decreto 1435/1985 y los convenios colectivos correspondientes.

Eres artista por cuenta propia cuando el contrato de actuación musical es a su vez un contrato mercantil. Es decir, este tipo de contrato de se diferencia del resto porque desarrollas tu actividad sin ajeneidad y sin dependencia de otro empresario. Estos contratos de actuación musical se rigen por la normativa mercantil española y no están sujetos ni al Real Decreto 1435/1985 y ni a los convenios colectivos.

 

Contratos musicales: ¿Qué contrato de actuación musical me conviene?

Estos contratos musicales no se pueden elegir por capricho, sino que tendrás que firmar el tipo de contrato de actuación musical que te corresponda y esto depende de la relación que tengas con la empresa que te paga.

Si gozas de un nivel de autonomía a la hora de tocar, si eres tu el que elige el repertorio, el estilo, el vestuario, si tocas esporádicamente para esa empresa y en varios sitios y además aportas tus propios instrumentos y materiales, entonces no existe relación laboral. En este caso los contratos musicales que deberás firmar son mercantiles y tu deberás ser trabajador autónomo.

Un abogado musical puede resolverte las dudas que tengas con respecto al tipo de contrato de actuación musical que debas firmar. La música para eventos a veces puede resultar compleja desde el punto de vista jurídico. Contar con la ayuda de una agencia de música especializada en música para eventos te hará ganar tiempo y seguridad.