Cómo incluir IRPF en la facturación de músicos

Cómo incluir IRPF en la facturación de músicos

Si te estás preguntando cómo hay que poner o cómo hay que incluir el impuesto conocido como IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas) en la facturación de músicos  puedes ver el vídeo que hemos publicado en YouTube. Sin embargo, si aun así sigues teniendo dudas al respecto, quédate a leer en este post más información al respecto.

¿Qué es el IRPF?

El IRPF es el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. Se trata de un impuesto personal (sobre la persona), es un impuesto progresivo (a mayor renta más impuesto pagas) y es directo. ¿Es obligatorio pagarlo? Cuando trabajas sí. Y dar un concierto es trabajar, aunque te pienses que no porque es algo que amas y te encanta.

IRPF en la facturación de músicos

El IRPF en la facturación de músicos puede variar en porcentaje, aunque lo normal es un 15%. Este porcentaje se calcula sobre la cantidad neta (sin el IVA). Este impuesto es el que nos retienen las empresas para las que hemos realizado algún trabajo musical.

Por ejemplo, si hemos realizado un concierto para una agencia de comunicación o de eventos que sea Sociedad Limitada (S.L.) entonces en nuestra factura pondremos además del IVA la retención del IRPF. Como ya sabéis el IVA se suma y el IRPF se resta.

En caso de ser autónomo la persona para la que hemos realizado la actuación musical también tiene que llevar IRPF la factura (al igual que IVA). Por ejemplo, si facturamos al cantante de nuestro grupo nuestro concierto, entonces el cantante es el que nos retiene ese IRPF y lo ingresará en Hacienda. Igual que en el ejemplo de la S.L. Por lo tanto, también tiene que aparecer en la factura esa resta del 15% sobre el neto (en caso de que te retengas un 15%).

Facturación de los músicos para cóctel en una boda

La facturación de los músicos para cóctel o para ceremonia en una boda supone no incluir este impuesto llamado IRPF. ¿Por qué? Porque los novios son particulares y ellos no acudirán a Hacienda a ingresar nuestro IRPF. En este caso, la cantidad la debemos guardar nosotros para llegado el momento realizar una compensación en la declaración de la renta. Si nuestras facturas son más a particulares porque nuestros clientes son personas físicas no autónomos, entonces nos saldrá a pagar en la declaración de la renta. Esto es así porque la retención hay que hacerla igualmente. Al no haber retenido los novios ese IRPF, lo tenemos que retener nosotros e ingresar en el periodo correspondiente.

Hacienda me va a dar un palo por facturar

Es muy común pensar que Hacienda te va a dar un palo por facturar. De hecho, esta es la excusa típica en el sector musical para no querer facturar y cobrar en B. Sin embargo, cuando facturas puedes compensar impuestos. Y hay determinadas operaciones que ayudan a rebajar esa carga fiscal. Por otro lado, Hacienda no tiene por qué darte un palo por facturar. Todo depende de si las retenciones se están haciendo adecuadamente o no. Si tus retenciones son bajas y tu renta alta entonces hay una descompensación. Este desequilibrio Hacienda lo arregla precisamente cuando realizamos esta declaración. El 1 de abril empieza la campaña de la declaración de la renta. ¿Estás preparado? ¿Te va a devolver o tendrás que pagar? Si tienes dudas sobre cómo mejorar el porcentaje de retención escríbenos a tuabogadomusical@milado.es